Hablemos de zapatillas para ballet

Un breve recorrido por las zapatillas de ballet, implemento indispensable para una correcta ejecución

EL USO DE LAS ZAPATILLAS DE PUNTA

El trabajo de puntas es el más tradicional y especial de las bailarinas de ballet clásico, su secreto es el dar la sensación de movimientos en constante crecimiento donde apenas se roza el suelo, así como al hacer un salto sin generar ruido alguno.

Generalmente a nivel académico, el uso de las puntas en el ballet clásico deben emplearse desde el año segundo o tercero.

El bailarín debe iniciar el trabajo de puntas de forma gradual acostumbrándose a ellas para ir alcanzando el equilibrio y fuerza necesaria que requiere este paso.

 

LO QUE DEBES TENER EN CUENTA A LA HORA DE COMPRAR TUS ZAPATILLAS DE PUNTA

 

  • La elección de las puntas es algo que debe hacerse personalmente. 
  • Las zapatillas deben quedarnos totalmente ajustadas a nuestros pies, los dedos deben entrar estirados, no deben lograr encogerse, ni sobrar espacio en los talones.
  • El alto de la caña es importante: Un pie con escaso empeine debe usar puntas con caña corta. Y un pie con mucho arco y empeine debe usar zapatillas con caña alta para sujetarlo mejor. 
  • La suela debe tener la rigidez adecuada.
  • No  recurrir a ningún procedimiento para ablandar una zapatilla que no sea los pies del bailarín pues pueden llegar a deformarse.
  • Las puntas no deben prestarse a otras personas porque deben ser de estricto uso personal.

 

TIEMPO DE VIDA DE LAS ZAPAILLAS DE PUNTA

 

Se considera que el momento en que debemos cambiar las puntas es cuando:

  • Está bastante blanda.
  • La punta se encuentra quebrada.
  • La punta de la zapatilla no nos protege y sentimos que estamos tocando el suelo con  los dedos.
  • No podemos pararnos sobre su punta de manera satisfactoria.
  • Nos causa gran dolor.

Es importante tener en cuenta que la vida útil de unas zapatillas de punta puede variar según el bailarín. Es de vital importancia cambiarlas cuando estén deterioradas, quebradas y no sean eficaces. 

Compartir Compartir Tweet
Login